Mercado de San Miguel (Madrid)

En la Plaza de San Miguel, en el mismo centro de Madrid, cerca de la Plaza Mayor, podemos encontrar el Mercado de San Miguel, un edificio de principios del siglo XX diseñado por Alfonso Dubé, con una estructura de madera, hierro y cristal, y que ha sido recientemente restaurado.


En sus comienzos fue en esta plaza el lugar donde se vendían los productos al aire libre, después en 1916 se construyó el mercado y en 1999 hubo una remodelación a cargo de la comunidad de Madrid y de los propios comerciantes, sin embargo la competencia que existía con los mercados de grandes superficies hizo que su actividad comercial fuera decayendo poco a poco. El Mercado de San Miguel ha funcionado como tal hasta principios del 2000, actualmente no se puede decir que realmente sea un mercado, ya que como tal solo hay poquitos puestos, consta de unos 33 establecimientos y ninguno repetido, es decir, cada uno es de una especialidad, luego no hay competencia y en él no podemos comparar precios ni buscar la mejor oferta. En 2003, un grupo de particulares compró el edificio para realizar lo que ellos pensaban era la mejor idea, y tuvieron razón, ellos son “El Gastródomo de San Miguel”. Han combinado el futuro con el encanto del pasado y un espacio donde puedan tener lugar encuentros para conciertos, conferencias y eventos.

El Mercado de San Miguel es ahora un lugar de tapeo, un auténtico reclamo tanto para nosotros, los de aquí, como para los extranjeros, en el que podemos degustar gran variedad de platos y de productos, tanto en dulce como en salado, y es muy difícil no encontrar algo que no nos guste, ya que hay de todo y variado. Y como no, acompañar todo esto con una cerveza, un vino o con cava, un delicioso café, …. al gusto de cada uno, con una gran carta a la hora de elegir. Es un lugar en el que se puede ir por la mañana a desayunar, a tomar el aperitivo antes de comer en casa, o comer a base de tapas, por la tarde un pastel o una tarta, por la noche ideal, podemos encontrar lo adecuado a cada momento del día, un lugar, no cabe la menor duda, para curiosos o sibaritas, o ambas cosas.

Me gustó encontrar una librería gastronómica dentro del mercado, algo que creo ha de ir parejo a la degustación, porque, en un tanto por ciento muy grande, a quienes les gusta la gastronomía les gustan los libros de este tipo, y no solo para nosotros sino para hacer un regalo. En las fotos podemos ver la frutería y la pescadería, eso sí, ambos con muy buenos productos y de muy buena calidad, y por consiguiente caros. Por cierto, al día siguiente de estar allí, salió el Mercado en la televisión, la pirámide de cerezas y uvas ya había menguado, así que tuve mucha suerte de hacer la foto recién colocada la fruta, la verdad es que daban ganas de agarrar un racimo, o de ir haciendo desparecer en la boca una a una esas cerezas. En cuanto a los pescados todos eran fantásticos, el rape que tenían era tan grande, que no tuve más remedio que hacer una foto, la mano es la de mi marido y no es pequeña, nunca vi un rape tan grande, creo que en la foto no se aprecia totalmente lo grande que era.


Si es posible, aconsejo ir en días de menos afluencia, ya que los fines de semana o días festivos se pone hasta la bandera de la cantidad de gente que hay, apenas hay sitio para andar, o poder degustar tranquilamente cualquier plato y es casi imposible sentarse, ya que solo hay una zona mínima en el centro del Mercado para poder estar, lo demás es en la barra o por los pasillos, por cierto, se puede pedir la bebida en cualquiera de ellos e ir con la copa o vaso a otros sitios para seguir degustando lo que se quiera con la misma bebida. Quise hacer más fotos pero con tanta gente y con las tapas en una mano y la bebida en la otra se hacía imposible, pero no importa, ya que es mejor no hacerse una idea con las imágenes que ponga y así descubrirlo por uno mismo.

Los horarios de mercado son los siguientes:

  • Lunes, Martes, Miércoles y Domingos: de 10 de la mañana a 12 de la noche
  • Jueves, Viernes y Sábados: de 10 de la mañana a 2 de la madrugada

Ambos en horario continuo. Hay que destacar que en invierno hay estufas y en verano ventiladores y aspersores que sueltan agua desde el techo, en forma de pulverizador, que hacen que sea más agradable el poder estar allí.

Página oficial: http://www.mercadodesanmiguel.es/

Puedes dejar un comentario.

1 comentario to “Mercado de San Miguel (Madrid)”

  1. Os aconsejo degustar las Ostras Daniel Sorlut, es una experiencia única y diferente, podéis acompañarlas con una buena copita de vino y disfrutar al mismo tiempo del mercado!

Deja un comentario