Consejos paso a paso (LXIII) : La cebolla, una aliada del oro y la plata

En esta sección tratamos de enseñaros todo tipo de consejos, y aunque este consejo no se refiere al mundo de la cocina, lo que si vamos a utilizar, sin embargo, es uno de sus ingredientes habituales, casi se podría decir que es el que más utilizamos en la elaboración de nuestros platos, la cebolla. ¿En qué casa no hay cebollas?, en todas las del mundo, o casi en todas, no voy a ser tan tajante. Así que este consejo es otro más que os va a gustar mucho, eso espero.

La cebolla nos va a ayudar a limpiar el oro y la plata, a que vuelva a tener el brillo natural de cuando la compramos. Os dejo fotos utilizándolo con la plata, ya que ésta se ensucia más. ¡Ojo!, ha de ser plata, plata.

En esta ocasión vamos a limpiar unos pendientes y una cadena de plata.


Para ello vamos a partir una cebolla, si tenemos licuadora la licuamos, si no la rallamos o machacamos muy bien, para así obtener su jugo.


Empapamos un algodón con un poco del jugo, y vamos frotando la pieza que queremos limpiar. Otra forma es añadir un poco de agua al jugo y dejar la pieza un período pequeño de tiempo, dependiendo del tamaño y de la suciedad, de una a dos horas. Podemos apreciar por la fotografía la suciedad que sale.

Lavamos la pieza con agua y jabón y secamos muy bien con un paño limpio, frotando y sacándole el brillo.


Aquí tenéis las dos piezas, la cadena es de plata, pero la que se dice vieja, de la que es más oscura, pero se puede apreciar el brillo.

Más consejos en nuestra página de entradas recopiladas

Puedes dejar un comentario.

Deja un comentario