Literatura gastronómica (XXV) : Criadas y señoras

Resumen

Skeeter, de veintidós años, ha regresado a su casa en Jackson, en el sur de Estados Unidos, tras terminar sus estudios en la Universidad de Mississippi. Pero como estamos en 1962, su madre no descansará hasta que no vea a su hija con una alianza en la mano. Aibileen es una criada negra. Una mujer sabia e imponente que ha criado a diecisiete niños blancos. Tras perder a su propio hijo, que murió mientras sus capataces blancos miraban hacia otro lado, siente que algo ha cambiado en su interior. Se vuelca en la educación de la pequeña niña que tiene a su cargo, aunque es consciente de que terminarán separándose con el tiempo. Minny, la mejor amiga de Aibileen, es bajita, gordita y probablemente la mujer con la lengua más larga de todo Mississippi. Cocina como nadie, pero no puede controlar sus palabras, …

 

Mi crítica
Es cierto que la mayoría de las veces se de la existencia de un libro sobre este tema, literatura gastronómica, por otra persona, o bien por los propios libreros, o bien por alguna amiga o conocida o bien por internet. Normalmente los libros se catalogan dependiendo del tema, pero en este caso no es así, no están clasificados en un listado específico para ello, aunque creo que ya se va teniendo más en cuenta y en un futuro existirá este apartado de Literatura gastronómica. Su portada, un platito de galletas con chocolate, unas cookies, galletas típicas americanas, lo que le hizo creer al librero que era un posible libro gastronómico, al igual que en su pequeño resumen que habla de una de las criadas, Minny, en el que nos dice que “cocina como nadie”. El libro hace referencia a platos típicos, a lo bien que guisan las protagonistas “negras” (o debería decir “de color”, no lo se, pero en ningún caso lo digo de forma despectiva, eso nunca), pero es lógico, su vida transcurre la mayoría de su tiempo en la cocina, ya sea de su “señora” o la de su propia casa. Es un libro que en cualquier caso recomiendo.

Kathryn Stockett, se basó en su propia niñez en Jackson y en su relación con los criados de la casa. Transcurre en el Mississippi de los años 60, en concreto cuando Kennedy era presidente, quien apoyó la integración racial e hizo que se cumpliera la ley, porque aunque desde 1954 la Corte Suprema de los Estados Unidos había fallado que la segregación racial era incostitucional, sobre todo en los colegios, sin embargo no obedecieron el fallo de la Corte Suprema. La segregación seguía existiendo, en los centros de enseñanza, en los autobuses, los restaurantes, los teatros, cines, baños y otros espacios públicos, especialmente los de los estados sureños.

Es una novela sobre la relación entre un grupo de criadas (empleadas del hogar) afroamericanas y sus jefas blancas. La historia está narrada por tres personajes, dos criadas y una señora, y, esta última, decide escribir un libro con las experiencias de ellas dos, y de muchas más, donde todo se raliza de forma clandestina, historias auténticas llenas de ternura, de emoción, de risas, de anécdotas y de tristeza, su fácil lectura te hace ir conociendo a sus personajes poco a poco. No es de extrañar que entrase en la lista de los más vendidos tan sólo dos semanas después de su publicación, si queréis aquí podéis leer el primer capítulo de la novela y algo más sobre la autora.

Decir también que se ha hecho una película de esta novela, será estrenada mañana 12 de agosto de 2011 en Estados Unidos, así que si no es en este año el estreno en España será para el 2012, lo que no sé es si será con el título original, “The Help”, o con el de “Criadas y Señoras”

Título original : The Help

Autor: Kathryn Stockett

Fecha de publicación : 2ª Edición 2011

Editorial : EMBOLSILLO, S.L. (MAEVA)

Calificación: Literatura gastronómica (XXV) : Criadas y señoras valoración 4 estrellas

Puedes dejar un comentario.

1 comentario to “Literatura gastronómica (XXV) : Criadas y señoras”

  1. olmar dice:

    Me gustaria leerlo pero, al mismo tiempo creo no lo haré porque hay algo en la redacción, mejor dicho en el vocabulario empleado, que da la impresion de que es una blanca tratando de parecer una mujer de unos 40 o mas años, sirvienta, negra y que tenía esa edad en los años 60. No “suena” a algo auténtico. Tal vez sea que cuando piensa o recuerda usa un vocabulario culto y cuando habla lo hace como lo que se supone que es. Contradictorio.

Deja un comentario