Mi pequeño homenaje a J.A. Cebrián

Hay días que te levantas y te llevas el un chasco considerable con alguna noticia. He de reconocer que pocas veces me he sentido tan apenado por un fallecimiento. Permitanme dejar unas palabras para dejar constancia que yo admiro el trabajo realizado por el escritor y locutor Juan Antonio Cebrián, fallecido a los 41 años de un infarto el Sábado. Demasiado joven, demasiado rápido, sin la oportunidad de despedirse de los oyentes (entre los que me incluyo).

Cualquier elogio a la persona de Cebrían se queda corto pero calificativos como inteligente, culto, cercano, simpático, creativo, enérgico, afable… no le desmerecen. Actualmente presentaba como nadie el programa “La rosa los vientos” de onda cero, un programa de divulgativo de madrugada (alguna veces maltratado en horarios pero esto es otra historia). La sección de la tertulia de las 4C y los pasajes de la historia (donde Cebrián explicaba la historia de una forma muy amena) eran mis secciones preferidas.

Esperemos que la web donde se recopilan sus programas , no desaparezca para que podamos escuchar los programas que por horario no pudimos escuchar. Además siempre nos quedarán su legado en forma de libros.

Descanse en paz Juan Antonio Cebrián, un oyente muy apesadumbrado.

Más información

Más información (II)

Puedes dejar un comentario.

4 comentarios to “Mi pequeño homenaje a J.A. Cebrián”

  1. tailtiu dice:

    se le extrañará, las noches de insomnio no serán lo mismo sin su voz… Se fue una gran persona, un hombre que luchó para ser lo mejor pese las dificultades, con su voz te arrullaba en la noche y captaba toda tu atención aun estando totalmente cansado.
    ¿que será de nosotros sin la tertulia de las 4c?
    Sin él ya nada volverá a ser lo mismo.

    Siempre nos quedará la alegría de saber que sus programas estan por las páginas y siempre podremos escucharle…

    Fuerza y honor.

  2. Esta vida es injusta, no pregunta, actua por capricho. Juan Antonio, era un gran profesional de los medios, conocia el arte de la comunicación de la A a la Z. Muchas veces,cuando yo terminaba mi dura jornada tanto en mi escuela de cocina como en las muchísimas colaboraciones que hago a diario en el campo de la gastronomia, prensa, radio y revistas, conectaba mi radio para escucharlo y disfrutar de su gran profesionalidad.
    Era como un relax mental seguirlo a través de las ondas.
    Su perdida dejará un gran vacio. Solo deseo, que esté donde esté, descanse en paz, un descanso eterno que le llegó demasiado pronto.

    JOAN VILLARÓ (MAESTRO COCINERO)

Deja un comentario