Cuando la materia prima se dispara…

Si con la entrada del Euro se dice que subieron los precios con el redondeo una barbaridad (se dice y todos los sabemos) ahora hay que añadirle estos datos que hemos encontrado a través de la web ActiBva en el que se recoje como la subido la cesta de la compra el doble de lo que marca el IPC publicado por el gobierno.

A mi personalmente siempre me ha hecho mucha gracia esto del IPC, por que nunca me ha parecido que reflejara la realidad del consumidor particular, ya que siempre el IPC sube unas décimas cuando el autobús sube, el metro sube, la gasolina sube, el periódico sube y el pan sube. En el IPC sube 0,3%… no entendemos nada.

Por fin un estudio nos demuestra que sube mucho mas, que el cálculo del IPC en el que se incluyen otros consumos de primera necesidad para mí no termina de ser real ya que para la gran mayoría de personas sus necesidades básicas empiezan y casi acaban en la alimentación. Productos básicos como la leche, el pan, la carne  o el aceite acumulan subidas del 60 %, donde destaca el 110 % que ha subido el precio del huevo.

¿Por qué ha subido tanto la patata, el huevo o el pollo si siempre han sido ingredientes ” de pobre”?

¿Por qué ha subido 6 veces menos que el IPC del marisco?

Yo lo tengo muy claro, por que el mercado ha sabido leer que el consumidor en aprende a organizarse la compra y aprende a cocinar con los géneros más baratos posibles (nuestras abuelas y madres ya hacia años que explotaban en recetario con estos ingredientes).

Te suben el huevo y la patata por que tienes la percepción que es barato y vas a seguir  comprándolo por que en relación al aguacate y la mantequilla te seguirá pareciendo barato. Seguirás comprando pollo y cerdo por que es más barato que la ternera pero cada vez sus precios están más cercanos, impensable hace años.

La tendencia es ir poniendo un precio “medio” para todos los productos los que eran vox populi  ue eran productos económicos dejan de serlo tanto y los antaño productos de lujo los puede comprar cualquier familia de clase media;  diríamos que la cultura del lujo se va perdiendo poco a poco (pregunten a pescateros si facturaban más antes que las familias se daban 4 lujos al año o ahora que han aprendido a vivir austeramente).

El gran perjudicado de todo esto es la clase más baja de la sociedad en la que creo que nos incluimos el 80 o 90 %, ya que por aquello que nos costaba mucho comprar y son alimentos básicos tenemos que hacer un desembolso mayor y encima nos cuesta mucho mas ganar ese dinero por que desgraciadamente hay menos trabajo.

Hablando en plata “nos la han metido doblada”, está claro que el sistema productivo de estas materias primas no se ha encarecido equitativamente; ni el sueldo del campesino ha subido un 60% ni al productor le pagan un 60% más como reivindican cooperativas agrícolas. ¿Quién es el responsable de éstas subidas desaforadas?

Está claro que ha habido una especulación alimentaria en la que los gobiernos “no pueden intervenir” aunque, quizás moralmente tuvieran, la obligación de hacerlo. Quizás si que fuera necesario en algunas cosas ser más “socialistas”, aunque posiblemente de serlo seríamos como en todo extremistas y terminaríamos con una carta de racionamiento.

El consumidor está indefenso por que no tiene alternativas, tiene que pagar por sus bienes de consumo más básicos más y como digo su tasa de esfuerzo es mayor; el pobre productor malvive para pagar los plazos de su tractor y vive casi en la miseria Rural, y a todo esto los grandes beneficiados son grandes mayoristas y superficies comerciales... los que pueden comer el marisco, ese que solo sube un 10% por que son menos los que ahora se lo pueden permitir.

Luego están los “efectos colaterales” de todo esto; los bares y restaurantes humildes que hacen menú del día como grandes afectados, ya que se abastecen de legumbres, hortalizas, huevo, producto de diario para por un precio ajustado alrededor de 8-10 euros para ofrecer al trabajador mileurista algo que llevar al estómago para seguir su jornada de trabajo. Sube la materia prima y por consiguiente baja el beneficio. Ya lo dije en su día, salvo contadas excepciones la hostelería de proximidad ha muerto, la han matado.

Y después de toda esta reflexión, solo ponerme a vuestra disposición u ofreceros unas cuantas recetas para sacarle provecho a estas materias primas.

Un saludo y gracias por vuestra fidelidad a www.chefuri.com

 

Fuente : Blog Salmón

Puedes dejar un comentario.

Deja un comentario