Malos tiempos para la hostelería “de barrio”

Ya hace bastante que solo veo deportes y noticias en la televisión, así que ayer me perdí el apasionante debate de “Solbes VS Pizarro”, por lo que nada me hace cambiar mis ideas a cerca de lo que se palma en la calle, que directa o indirectamente nos afecta a todos.

Nadie dice que las cosas a nivel económico vaya viento en popa, pero sinceramente, me da absolutamente igual lo que pase en otros sectores (que cada mástil aguante su vela), pero debo decir, que me preocupa y bastante como la hostelería se está metiendo en un pozo de difícil salida.

Las grandes corporaciones de comida rápida desde pequeñito captan su clientela, ya sea con regalitos o con sabores que saben mediante potentes estudios de mercado determinan que a los niños les gusta. Como no, estos niños empujan a sus padres. Muchos de estos niños “escapan” de esta comida “basura”, pero muchos quedan atrapados de por vida, ya sea por propia elección o por incultura gastronómica. Los bajos precios hace que sea más fácil todavía recurrir a este tipo de hostelería en nuestra vida diaria. Aquí tendríamos bastante debate en hasta donde se consideraría comida basura.

Así les auguro un próspero futuro a estas marcas, ya que mucha clientela ya está enganchada y otra por poca disposición de medios tendrá que recurrir mas habitualmente a ella (aunque oficialmente siempre se puede decir que es porque les gusta a los críos).

Después tendríamos en el otro lado, el opuesto a la hostelería de lujo, dícese de todos aquellos restaurante montados por grandes empresas a golpe de talonario, muchas veces con fines de servicio más que fines mercantiles. Ya muchos son deficitarios desde el primer día; unas pérdidas que ya están debidamente medidas, aunque en época de vacas flacas, los recortes son necesarios; seguro que muchísimos van a cambiar de target o van a intentar reducir personal y pérdidas. ¿¿ Acaso tenéis pensado montar vuestro particular Drolma ?? Creo que a aquellos cocineros emprendedores, este target os quedará muy grande, a no ser que os toque el euromillón, así podemos pasar página.

Después encontraríamos los restaurantes a los que cariñosamente les llamaría restaurantes de “pego” o “falsos-ricos”, que son aquellos que con un diseño en el salón muy cuidado y una linea de cocina moderna ofrecen productos mediocres a precios inferiores a los restaurantes de lujo. Este tipo de restaurantes son bastante más rentables que los restaurantes de estrella (salvo excepciones), pero incluso estos restaurantes están pasando hoy en día una severa corrección en sus servicios diarios.

Sin ir más lejos, el pasado Martes pude observar como un antaño próspero restaurante de esta clasificación recogía los bártulos a las 23:00, con un resplandeciente 0 en su salón. La cara del director saliendo a tirar la basura era un poema. Si es que un martes ya no sale nadie a cenar; a no ser que sean turistas o gente que tenga algo que celebrar. Los mileuristas “nos reservamos” para mejor ocasión.

Un restaurante en el que Lunes, Martes y Miércoles no entra nadie, por mucho que trabaje los Viernes y Sábados es un restaurante abandonado a su suerte; algo impensable años atrás.

Y bueno, en este punto llego a analizar lo que realmente me preocupa, la situación de esos negocios familiares, de barrio, esas cafeterías que sirven menú del día, o de esos restaurante modestos que pelean como pueden con una carta a unos 20 euros el cubierto.

El futuro para este tipo de establecimientos lo veo negro, negrísimo; se acabaron los desayunos de bocata, café con leche; se acabó bajar 3 veces al día durante la jornada laboral al bar, se acabó vivir en el bar, y lo peor de todo no es que se ingrese menos, si no que los costes se han disparado de forma alarmante.

Cuantos cafés tiene que vender la cafetería del barrio para poder afrontar un alquiler de 1200 euros? Ya no digo amortizar un traspaso porque si no…

Los ratios de venta en este tipo de hostelería son amplios, pensad que el precio de coste de un café es de 0.07 euros, pero que el beneficio neto después de impuestos no llega a 0.60, y que de 0.6 en 0.6 hay que vender mucho para pagar las facturas.

Y que decir de las nuevas máquinas caseras de café expresso?? Pues que nos han puesto en bandeja no tener que bajar al bar en la oficina o poder tomar en casa un café tanto o mejor como los del bar. Así que por poco que esto arañe clientela es un factor más que viene a hundir un poco más el barco, si ya de por sí este estaba tocado por la coyuntura general.

Si es que es en el día a día donde mas se puede palpar las necesidades, lo primero que se elimina de la rutina son estos pequeños vicios, porque nos guste o no, al dedicarnos al sector servicios, estamos expuestos a que la gente decida priorizar sus gastos.

¿Cuánta gente habéis visto que se lleva el tupperware al trabajo? Pensad que antaño parte de esta gente buscaba un rinconcito donde comer esos menús del día a 600 pesetas (unos 3.5 euros), si , esos que ahora valen 9.80 euros…demasiado para un mileurista; vamos que sea como fuere a día de hoy un cliente es un tesoro, pero con uno no es suficiente, o llenas o simplemente estás trabajando para subsistir, y eso… es vivir?

Así nada, me reafirmo en mi pesimismo en este sector de la hostelería, el que para mí es el más puro amor por la hostelería, aquel que no busca la fama ni el afán de protagonismo en su ejercicio, aquel que solamente busca ganarse la vida de forma digna y si puede ser hacer una pequeña fortuna para justificar las innumerables horas que se le dedican.

Ahora ni echándole más horas que un reloj… ahora a ver a quien SE TRASPASA.

Bueno, os dejo, me voy al bar a tomar una caña… perdón que tengo el nuevo surtidor casero de cerveza; ¡Mejor me quedo en casa!

Puedes dejar un comentario.

7 comentarios to “Malos tiempos para la hostelería “de barrio””

  1. Dela dice:

    Te doy la razón en todo, no puedo hablar mucho de tu campo, la hosteleria, porque lo desconozco, pero si que es verdad eso de las multinacionales de comida “basura” , que captan a sus clientes desde niños, y aunque a los padres no les guste, como los niños digan que quieren eso (seguramente que por el regalo que les dan) pues no se les puede decir que no. También es verdad que es mucho más barato, a los niños se les tiene contentos y luego ellos van a tomarla a otro sitio. Lo que me llama la atención es que también veo a personas muy mayores en estos sitios, y no me cabe duda que es por lo barato que es. Otra cosa más, estos sitios es verdad que crean adicción, toda persona que vaya a estos sitios siente la necesidad de entrar allí a comer, y si se va por la acera, el olor simplemente les hace entrar, es superior a ellos, esto me recuerda a los ludopatas, que en cuanto oían la música de las máquinas …. no podía, tenían que entrar, de ahí que quitaran el sonido.

    El menú del día, me parece caro, si quieres comer medianamente bien, sale caro comer diaramente en cualquiera de estos sitios, yo recomiendo llevarse la comida, si se puede, es lo mejor, tanto a nivel salud, como por el bolsillo, y ni que decir que estará más rico.

    El café, la caña, la tapa, …., es caro, ha subido mucho con el euro, bueno ha subido todo una barbaridad, pero mi opinión es que no es una cosa necesaria, como bien dices es lo primero de todas las cosas que dejamos de hacer si nuestra economía no está muy bien. Es fantástico salir con los amigos, con tu pareja, a tomar algo, pero si no se puede … pues lo hacemos en casa, que es lo que hacía yo de joven, y lo que hacemos todos, hasta que nuestra economía está mejor, porque ya hemos dejado de pagar piso, hipoteca, ……

    En fin Chefuri, que me ha gustado leer lo que has puesto, y sí, también vi el debate “Solbes – Pizarro”, uno de ellos me gustó mucho, no se si será porque soy de ese partido, pero estubo mucho mejor que el otro. Y no digo más, que según el protocolo no es correcto hablar de politica …. y de religión, menos todavía, no nos olvidemos.

  2. Hipotecado dice:

    Malos tiempos para casi todo el mundo… No olvidemos que si cierra el bar, el dueño del bar no se compra un coche, si no compra coches, el del concesionario no va de viaje, si cierra el hotel, el hotelero no compra ropa……

    El problema, es que parece que nos lo hemos buscado. mientras la economía ha ido bién no hemos dudado en derrochar y endeudarnos, ahora toca llorar.

  3. chefuri dice:

    Teneis razon ambos, los precios han subido un montón desde el euro, pero principalmente donde han subido es en todo aquello que tenga que ver con el sector immobiliario. Si no, que levante la mano el que pagaba antaño 100000 pesetas por un alquiler. Ahora por 600 euros nada que no sea un zulo esta a esos precios. Y ahi hemos entrado en el circulo vicioso que ha empujado hacia arriba a los precios, y bueno, en los baros y restaurantes se ha notado, pero en los de lujo un poco menos; lo que antes era caro, ahora es un poco mas caro, pero donde la cerveza valia 100 pesetas, ahora vale 2 euros, vamos, casi el triple.
    Y si antes te tomabas 5 ahora ya no te tomas 2, porque para 2 cervezas ya no vas al bar; no te soluciona la tarde.

    Dificil solución tiene el asunto, pero bueno, va a afectar a todos, aunque como digo en el articulo, me duele que los primeros que paguen los platos rotos sean algunos hosteleros.

    Un saludo a todos los foreros que han venido desde http://www.burbuja.info

  4. Hola, amigos de Chefuri y amantes de la gastronómia. Si, efectivamente, corren malos tiempos y mas que correran, pero la crisis es pasajera, no es una enfermedad incurable. Pensad, que después de una subida mas o menos dura, a la larga, siempre hay una bajada.

    En la vida, tanto profesional como privada de las personas, no todo es llano. Recuerdo, cuando fundé mi propia escuela de cocina, hace hoy ya mas de veinte años, estaba en mis sueños nocturnos, dia si y otro también, en como pagaría las facturas del albañil, del electricista etc.etc.

    Enseñaba cocina de lunes a miércoles, el jueves, trabajaba bastantes horas en una empresa de colectividades y el sábado y domingo, en un restaurante. Eso lo hice bastante tiempo. ¿Que quiere decir con esto? que si vienen maldadas, como se suele decir, no se puede esperar el “chaparrón” tranquilamente con un solo paraguas. Si hace falta, hay que buscar otros mas pequeños para ponerlo junto al grande y así “mojarse menos”.
    Amigos, a veces,hay que sacrificarse en tener una calidad de vida menos atractiva.
    Al final,todo se consigue y los esfuerzos siempre han valido la pena para conseguir vivir mucho mejor, en todos los aspectos.

    La vida, puede ser corta, pero ya sabéis que hoy en día, el ser humano vive mucho mas que antes.
    CONTAD SIEMPRE CONMIGO, AUNQUE SEA PARA DAROS ÁNIMOS.
    Un abrazo.
    JOAN VILLARÓ.
    (Videos de cocina en Choteras.com)

  5. Antón Luis Ramirez dice:

    Que razón tiene este gran chef de cocina como es Joan Villaró y que he seguido siempre en sus espacios televisivos y sus videos en internet.
    Yo opino igual que el. Si hay que apretarse el cinturón, tendremos que hacerlo. Bajo mi punto de vista, la gente está muy bien acostumbrada. (No todos, claro,pero en general sí) Yo, trabajo por las mañanas en un supermercado y por las tardes, cuido un anciano.

  6. asturcon dice:

    hola ,llevo 2 dias en internet y 20 años de cocinero ,amo la cocina.
    esto es un nuevo mundo para mi.espero seguir aprendiendo.
    y lo poco que se tranmitirlo. saludos a todos

  7. Posiblemente os interese visitar esta web, se actualiza muy amenudo y está dedicada a los profesionales del serctor
    Un saludo a todos los colaboradores
    Desde http://www.hosteleriatcs.com
    hasta siempre
    Nuria Paraiso

Deja un comentario