Consultorio gastronómico de Chefuri (IX) :: Aprender a comprar el pescado

En estas épocas navideñas, he pensado que sería interesante mostraros algunos consejos de como elegir correctamente el pescado, así tendremos no sustos de última hora.  Posiblemente sea el producto que más nos cueste comprar, dado que los pescateros en ocasiones superan con creces la experiencia del comprador y no tienen reparo en vender aquello que no esta en su mejor momento, por lo que es realmente importante tomar unas nociones básicas de como debe ser un pescado impecable.

  1. Debe tener una carne tersa, que no ceda a la presión de nuestros dedos (debemos comprobarlo en el cogote, si este está firme, lo estará toda la pieza)
  2. Las escamas se adhieren a la piel, por lo que si pasamos el dedo a la contra sin presionar no deberían caer.
  3. Las agallas deben no estar marronosas, cuanto más rojas más fresco estará el pescado.
  4. No consumir para el mismo día pescado que esté extremadamente fresco (todavía necesitará de su pertinente “rigoris mortis”).

Y bien, otro consejo que no dudaría en poner en práctica es tener si cabe más “cara” que el propio vendedor, exigiendo siempre las piezas que señalo.  Saben colocar perfectamente a vista de todos las mejores piezas, mientras que controlan donde han colocado el género viejo dentro del escaparate. Si pides 2 piezas, fijo que una es atrasada, por lo que no dudar en reclamar la que has pedido.

Para hacer más ameno e ilustrativo este recordatorio os muestro un interesante vídeo a continuación.

Nuestra colaboradora Dela, nos aporta sus consejos:

  1. Hay que tener una pescadería de confianza, donde el pescadero sea realmente honesto. Es muy difícil, siempre tratarán de sacar todo el producto que tengan, y me refiero a lo retrasado.
  2. No comprar nunca un Lunes, ya que lo que les sobró el Sábado lo sacarán este día.
  3. Al entrar en la pescadería no debe de oler mal, el pescado fresco no huele, como bien dice en el vídeo ese pescadero, y cuando digo no huele no es que no huela nada, evidentemente tiene que oler pero no mal sino a mar (si el pescado no es trucha o de río).
  4. Si en un puesto el pescado está más barato que en los otros, hay que ver porqué es. Algunos pescaderos compran a última hora, cuando el mercado central va casi a cerrar, cuando ya queda lo peor de lo peor, lo que ya nadie quiere. O a saber de dónde viene (esto os lo digo porque es verdad que pasa,  me lo han contado con confianza).
  5. Si no se está muy seguro de una pieza, mejor comprar otra cosa, el ojo no suele fallar.
  6. Comprar pescados de temporada nos asegura de su frescura.
  7. Si un puesto está vacío normalmente es por algo, aunque también os podéis encontrar con un puesto repleto de clientes pero porque son productos muy baratos (y muy dudosos), y mucha gente por no poder, por ser unos míseros o porque les da igual compran allí. (igual que en el punto 4, me lo dijo una amiga que tiene un puesto de pescado, ni que decir que es donde voy ). Os voy a contar una cosa, si vais a comprar unas almejas en el mercado que están sobre los 20 euros (las hay mucho más caras, por supuesto) y en otro puesto las veis a 3 euros, no veis que no es normal ….

Cuando en un puesto os vendan pescado que no os haya gustado, yo os recomiendo que le llevéis el pescado, y si no no volver a ir nunca más.  Y recordar que los ojos, es también un punto a tener en cuenta como dice el del vídeo, el brillo de la piel, que se vea limpio y joven.

Puedes dejar un comentario.

Deja un comentario