Debatimos: ¿Hacen los Chefs lo que debieran si gustan o no sus platos?

Luis Navarro es uno de los foreros más activos y que sobretodo más nos hacen reflexionar. De este ejercicio de reflexión y contraposición de ideas se aprende mucho y se pueden detectar errores que serán el campo de mejora futuro. Estamos muy agradecidos no solo de su presencia si no de sus consejos para que podamos mejorar Chefuri.com

Quería traer al blog este interesante tema que comentamos en este topic del foro : ¿Hacen los Chefs lo que debieran si gustan o no sus platos?

El Chef es responsable del plato que llega a la mesa. El Cliente, lo toma todo o lo deja. Le gusta nivel 10 o nivel 0. Vuelve o no vuelve. Se queja o no.
Pero si el Cliente queda encantado, intentará volver. Y si no,no vuelve. Y puede ser que extienda su mala opinión.
Como hombre de Marketing que soy, me parece interesante debatir esto, que está poco tratado.
¿Saben lo Chefs la realidad de lo que el cliente percibe?
¿Que hacen para saberlo?
Y sobretodo : ¿QUE DEBIERAN HACER, QUE NO HACEN, PARA CONOCER LA PERCEPCIÓN DEL CLIENTE?

 

El chef es conocedor de aquello que está sirviendo a la mesa, en que condiciones lo sirve, con que calidades y tiene una idea de lo que más gusta o menos gusta. Los índices de venta de dicen mucho. Si se vende mucho de un producto como norma , es por que tiene aceptación, si no en el largo plazo iría decayendo su venta hasta equipararse al volumen de ventas que consideraríamos “normal”.

En ocasiones tu eres consciente que algo que ha salido al comedor no estaba al 100 %, pero que por falta de preparación, por falta de tiempo o por que tu ayudante ha cometido un error pero no puedes tirar atrás el plato por que retrasarías una mesa, pues  haces un poco la vista gorda. En ese momento puedes entender que el cliente no va a percibir aquello que tu esperas de tu cocina. En ese momento pueden pasar varias cosas, las mas probables es que el cliente aún así esté contento por que está acostumbrado a algo peor… o te puede pasar lo contrario… justamente le ha tocado al cliente quisquilloso el plato que no estaba perfecto.

Ejemplo: – Los macarrones a la bolognesa quedaron un poquito aguados por no escurrir bien la pasta y resulta que el italiano que te los pidió te ironiza si le das una cañita para sorber la salsa… ¡Estás muerto! Cliente Perdido.

Esa misma pasta es para un chaval de 18 años al que le gusta rebañar pan, como tu se lo has hecho 10 veces mejor que en su casa y hablará a sus amigos de lo buenos que haces la pasta.

También una buena forma de saber la percepción de la clientela es comunicarte mucho con los camareros, insistirles en si los clientes tienen quejas o no… apretarles para que no sean meros PASAPLATOS y jueguen un papel COMERCIAL en su trabajo, entendiendo que hay que escuchar al cliente, sacarle información y transmitirla para que sirva como autocrítica y elemento de mejora en el trabajo.

Por último una forma que creo todos hemos usado es… Mirar lo que vuelve de los platos. Casualmente cuando vienen 10 platos con el tomate a la parrilla que no se lo comen… será que mejor mañana pongamos una mazorca de maíz por que no tiene la aceptación deseada.

Creo que el chef de cocina tiene que ser más crítico consigo mismo que lo es normalmente y sobretodo aceptar las críticas. Cierto es que hay mucho cliente “ignorante”, pero aunque también cocinamos para ellos, hay que entender que por lo que pagan, lo que reciben debe ser siempre mejor de lo que esperan.”

Puedes dejar un comentario.

Deja un comentario