Crítica : Bar OK Sarrià

En esta ocasión quisiera opinar sobre uno de aquellos locales que por su idiosincrasia podríamos catalogar de únicos en una determinada ciudad (en este caso Barcelona). Pese a no ser un restaurante, tiene un interés gastronómico destacable.

Si hay un plato o producto maltratado y vilipendiado por la industria alimentaria este es sin duda la hamburguesa, por desgracia en demasiadas ocasiones sinónimo de mezclas intolerables de carnes magras y/o productos que adulteran lo que, en origen, debería de ser una especie de steak tartar cocinado de forma uniforme ( quizás un poco crudo por el centro si somos amantes de la carne bien jugosa).

Ya hay algunas franquicias que luchan por elevar un poco el “detestable” nivel de la hamburguesa que viene acompañada de muñeco de regalo, pero comer una buena hamburguesa, digna de cualquier apreciable restaurante, es en muchísimas ocasiones una misión imposible. Aquí reside el secreto del éxito de OK Sarrià, trabajar la hamburguesa con una honestidad casi impropia de esta elaboración.

logo-ok-sarria

En mi periplo por 3 hoteles de 5 estrellas gran lujo no vi jamás una mezcla de carnes de semejante calidad, lo cual me hace pensar que en muchas ocasiones, hace mucho más el querer que el poder; no creo que elevar dignamente la hamburguesa suponga un elevado coste para el departamento de room service de ningún hotel. Desde luego una asignatura pendiente, por lo menos en lo que refiere a España.

La ambientación del local es tipicamente americano, con una enorme vitrina en la que se exponen banderines y sobretodo gorras de equipos profesionales de baseball y fútbol americano. Esa ambientacion deportiva se complementa con dos pantallas de plasma en las que siempre se emiten transmisiones deportivas. Esto hace especialmente recomendable la asistencia al bar en noches en las que hay algún evento trascendente.

Las mesas y sillas son pequeñas, comes un tanto encogido, no invitan al acomodamiento, si no que están pensadas para que haya una gran rotación de clientes en el local. Ese es el mayor problema, el exceso de demanda de mesas y la incomodidad de estas hace que no termines en ocasiones de ver el partido a no ser que repitas hamburguesa una y otra vez.
Es realmente sorprendente ver la afluencia de comensales, y raro es ver a quien solamente acude a tomar una cerveza (lógicamente marcas americanas disponibles).

bar ok sarria

Los precios están bastante acorde con la calidad del producto, aunque son algo excesivos con los extras de patatas por ejemplo. Teniendo en cuenta la calidad de las hamburguesas podríamos considerar justo el precio ( aunque eso no quita que pagar 7 euros por una hamburguesa de 140 gramos no es precisamente barato), teniendo en cuenta tambien que el local se ubica en la zona alta de la ciudad, donde los precios tienden a ser mas elevados.

Por lo tanto les recomiendo que anoten el nombre y direccion de este bar si pretenden comer una buena hamburguesa en un ambiente informal y algo deportivo ( ya que no siempre podremos ni tendremos ganas de vestirnos de etiqueta y visitar los mejores restaurantes panorámicos o restaurantes de estrella Michelin).

Deberían haber más bares o restaurantes de perfil medio que apostaran realmente por la calidad, nos interesa saber donde están y que nos ofrecen. Ponemos a vuestra disposición nuestra direccion de correo (chefuri@chefuri.com) para recibir vuestras recomendaciones, siempre y cuando no sean publicidad directa.

Valoración:

Local : 6
Ambientación : 9
Servicio : 5
Calidad producto : 8
Presentación : 6
Calidad / precio :  7

Datos del restaurante:

C/ Jaume Piquet, 18
Barcelona 08017
Tel. 93 205 06 10
http://www.oksarria.cat

PD: Como bien contempla el código cocina, declaro no tener el más mínimo interés partidista en esta ni en ninguna crítica a bar o restaurante efectuada en anterioridad. En esta ocasión, soy simplemente un cliente satisfecho.

Puedes dejar un comentario.

7 comentarios to “Crítica : Bar OK Sarrià”

  1. Hydra Hyde dice:

    Ok Sarri , promocionado como la mejor hamburguesería de Barcelona, es una puta estafa. Punto.

    El bar es un espacio diminuto, sin la adecuada ventilación, con una peste a fritanga que siempre hiede desde la calle. Las mesas son de una altura de 40 cm, los asientos, taburetes que te obligan prácticamente a tener las rodillas a la altura de la barbilla. Por supuesto, local habilitado para fumadores, pero tan minúsculo que habiendo cuatro personas y ninguna fumando apesta a rancio y te amarga la comida. Si es que lo que sirven puede llamarse comida.

    La primera en la frente: los precios. ¿Cómo puedes cobrarme 3 euros por un plato de taza de café con patatas precongeladas, y 6 euros por un plato de postre? Literal. En la carta había hamburguesas (una de ellas costaba la friolera de 18 €), dos tipos de hot dog y dos sandwiches.

    Mi perrito caliente era una salchicha marca Jumbo Oscar Mayer, con (contadas) seis alubias y salsa de chile, además de (contadas) 6 patatas chip. Precio: 7 €.

    La hamburguesa de ZarD, sí, podía ser carne (picada) de buey sin aditivos (Oh, Dios Mío, equiparable a un solomillo de tres puntas o a un steak tartar), con el mencionado chile y las mencionadas patatas chip, todo ello puramente simbólico. Precio: 9€

    ¿Bebidas? Una botella de agua de 33 cl, 1’75€. Un vaso (sí, un vaso, 250cl) de Coca Cola, 3€.

    Lo mejor de todo, es que cuando le hemos pedido ketchup y mostaza al pintoresco camarero, se ha producido el siguiente diálogo:

    -¿Ketchup? ¡No, por Dios, con el chile no le pones ketchup!

    -Era para suavizar un poco el chile, nada más.

    -No (categórico). Si quieres mayonesa, todavía. Pero ketchup no te doy.

    -(Flipando) Pues vale.

    La broma nos ha costado entorno a los 25 €. Ja ja ja.

    Dicen que incluso la mala publicidad es útil, pero no recomiendo a nadie que pise ese asqueroso sitio, porque es una puta mierda, así como la patética comida, y el servicio, vergonzoso. De juzgado de guardia, oiga.

  2. Chefuri dice:

    Hydra Hyde; bienvenid@ a nuestro blog y a Chefuri.com

    Quisiera comentarte un pequeño detalle, yo en ningun momento he dicho que el OK Sarrià sea la mejor hamburgueseria de Barcelona, de hecho no sabria decirte donde me puedo comer la mejor hamburguesa en Barcelona, solamente recomendé el OK porque en mi opinion sirven unas buenisimas hamburguesas.

    Como que yo digo lo bueno y lo malo, como que a mi ni me va ni me viene lo que ocurre en el OK Sarrià porque ni estoy vinculado ni siquiera soy un asiduo cliente ( no voy muy sobrado de dinero y si, te clavan si pides extras, tambien lo comenté y no esta de mas que tu tambien lo hagas),te aseguro que escribo desde la absoluta neutralidad.

    Por eso agradezco tu comentario de cliente insatisfecho, porque nos interesan todas las opiniones; es ya la dirección del local si las lee quien debiera reconsiderar su posición.

    Quizas por estar en la zona mas “pija” de Barcelona se permiten el lujo de poner precios algo abusivos, yo tampoco quedé a gusto con las patatas pero debo decir, que cuando pido una hamburguesa con una bebida quedo mas que satisfecho.

    Espero que visites muchos mas locales a menudo y si te interesa hacernos llegar tu opinion estaremos encantados de servirte de soporte.

    Muchas gracias y como decia, opiniones como la tuya nos interesan y mucho¡

  3. Kastroboy dice:

    Yo estuve ayer y la verdad que las hamburguesas son buenísimas, pero lo demás deja bastante que desear. Si pagas 10€ como mínimo podían poner de acompañamiento unas patatas fritas auténticas, que tampoco cuestan tanto. Y luego el tema del local, es demasiado pequeño. Se habrían de plantear mudarse a un sitio más grande y más cómodo para el cliente, con mesas y sillas de verdad, aunque me imagino que no les interesa porque la gente estaría más rato y ganarían menos. Tampoco estaría mal reducir un poco los precios y ofrecerlas también sin patatas chips para llevar a casa.

  4. Sergio dice:

    El tío un borde maleducado encima parece que le moleste que te tires mucho rato ahí, cuando has comido y sigues tomando copas. Da la sensación que quiere que sea un fast food, comas, pagues y te largues rápido.

    Las hamburguesas han bajado de calidad, los pepinillos los han recortado y casi no te ponen ya ni patatas (todo eso servido en una ridícula cesta como si fuera algo ornamental). Para el colmo, me parece carísimo lo que te cobran por dos cervezas y una hamburguesa. Eso de que son tan buenas, es un mito.

    Yo no vuelvo y menos con ese trato que te dan que parece que le molestes al de los pantalones de colorines. Eso si, lo que mas le gusta es ponerse en la caja, entonces le cambia la cara.. Ja ja ja ..

    Tiene la gallina de los huevos d oro, porque la gente es borrega y funciona mucho con el boca a boca.

  5. Manu dice:

    Ayer estuve alli y me fui con la sensacion de que me habian tomado el pelo, asi de claro!
    Eso de que son las mejores hamburguesas de la ciudad es bastante discutible y con los precios desorbitados que ponen hace que a uno se le quiten las ganas de volver. Una verdadera estafa!
    Chatos, replantearos lo vuestro… no se puede ir de sports-bar americano y moderno cuando realmente soys gente de barrio a la que le cuesta decir un “Adios” cuando los clientes dejan el local. Lo dicho, una autentica perdida de tiempo.

  6. Joanje dice:

    jo fa molts anys que no hi vaig però per lo que es diu en les opinions veig que les hamburgueses continuen estan bonissimes…. cony no demaneu patates… aneu al Tomas…
    aki s’ha de menjar hamburguesa la beguda corresponent i fora…
    Aviat hi tornaré…

  7. Xavi dice:

    Ja veig que sóc l’únic a qui li agrada l’ok sarrià. Poder és veritat que el local, taules i cadires són d’un tamany una mica just per no dir molt petit. El preu és amb el que hi puc estar més d’acord amb tots vosaltres però per a mi la primera mossegada d’una hamburguesa amb chili ho compensa tot.

Deja un comentario