Consejos paso a paso (LXXV) : Jabón de la abuela con azulete

PRECAUCIÓN, EL MANIPULAR PRODUCTOS QUÍMICOS ES PELIGROSO. HACEDLO BAJO SUPERVISIÓN, EN ENTORNOS NO CERRADOS Y BAJO VUESTRA RESPONSABILIDAD.

Ingredientes

  • 840 gr. de aceite de oliva de fritura (que esté bien filtrado, ver consejo “Aceite usado como nuevo”)
  • 112 gr. de sosa caústica (hidróxido de sodio), en perlas es mejor
  • 270 gr. de agua
  • Azulete (un buen chorro)

Preparación

Esta receta es otra más para hacer jabón normal, así que si no lo queremos con azulete no se lo ponemos, pasamos la mezcla a un envase y se sigue después los mismos pasos. Quedaría como un jabón normal, blanco. Pero si es para lavar la ropa el azulete le va muy bien, otra cosa que las abuelas siempre ponían en la ropa blanca, y que aún muchas personas siguen haciendo.

Es el clásico jabón de la abuela que se ha venido haciendo durante años para lavar la ropa, para la vajilla y para los suelos, y en muchas ocasiones lo usaban para el cuerpo y pelo. La materia que utilizaban era el aceite usado de todo el año que se aprovechaba de esta forma. Personalmente no aconsejo este jabón para uso cosmético (aunque no se ponga azulete), pero si que es verdad que es bueno para otros usos, ver “Hacer jabón casero”, otra entrada en el que se habla sobre ello y hay muchos comentarios sobre el tema.

Los ingredientes los ponemos en el barreño de menor a mayor en peso, es decir, sosa – agua – aceite.

Empezamos entonces poniendo la sosa y después el agua, con mucho cuidado. Dejamos que se disuelva, si la sosa es en perlas se deshace muy rapido.

A continuación vamos a poner el aceite, que podemos ponerlo de una vez o como si fuera una mayonesa, a chorro fino mientras batimos.

Batimos hasta que espese la mezcla, es preferible hacerlo con una batidora ya que reduce el trabajo y el tiempo mucho, pero parar de batir cada poco tiempo, ya que la batidora ha de descansar para no quemarla, no hay problemas en parar y dejar un tiempo sin batir.

Cuando cuaje la mezcla es cuando hay que ponerle el azulete, y volvemos a batir, dependiendo del azulete que se ponga así será el color que se obtenga.

Pasamos la mezcla a un envase (ver “Jabón casero utilizando diferentes envases I y II”).

Dejamos que cuaje durante al menos un par de días, ya está listo para ser cortado, no dejarlo mucho tiempo ya que hay que cortarlo cuando está aún tierno, pero que se pueda manejar sin problemas.

Cortamos el jabón del grosor que más nos guste. Como podeís ver el jabón ha quedado de un bonito color verdoso.

Colocamos las pastillas sobre un periódico y sobre éste un plástico para que la tinta no manche el jabón, luego cuando esté más seco se quita. Esperamos 1 mes a que esté bien seco y ya estará listo para usar.

Puedes dejar un comentario.

Deja un comentario